Decoración todo blanco: Consejos para un ambiente limpio y acogedor

Decoración todo blanco: Consejos para un ambiente limpio y acogedor

La decoración todo blanco es una tendencia muy popular desde hace algunas temporadas que se ha trasladado desde el mundo de la moda hasta el interiorismo. Con ella es posible habilitar espacios amplios y acogedores, con la sensación de ser infinitos.

No obstante, esta apuesta no es nada novedosa, ya fue gran protagonista del conocido videoclip de Imagine, de John Lennon y Yoko Ono, donde se puede contemplar una decoración en color blanco, muy simple, muy minimalista, pero también muy efectista.

Ventajas de lograr una decoración “todo blanco”

El principal atractivo de los interiores blancos de casas es que resultan muy puros visualmente. Ofrecen la sensación de ser diseños muy modernos, frescos y que aportan mucha tranquilidad. Se pueden integrar en todas las estancias, tanto cocina y baño como salón y dormitorios. Además, la decoración con muebles en color blanco es atemporal, no está sujeta a tendencias ni a modas, y combina a la perfección con otros estilos en caso de querer introducir modificaciones.

Decoración en color blanco, amplitud y luminosidad

Las estancias donde domina el blanco añaden sensación de amplitud. Es por ello es que este estilo decorativo es interesante para espacios reducidos. Además, por la higiene que desprende este color, es frecuente apostar por esta estética en los baños.

Sensación de relajación

El color blanco inspira tranquilidad, relajación. Muchas familias apuestan por esta opción para los dormitorios, dejando a un lado los tonos pastel, que pueden resultar más aburridos. Una decoración con muebles blancos multiplica el efecto de desconexión.

Una decoración práctica

Un aspecto en el que no se suele incidir es el aura de pulcritud y limpieza que proyecta la decoración todo blanco. A pesar de que las manchas son más visibles, lo que sí se oculta muy bien es el polvo. Si la estancia está limpia, la decoración todo blanco sorprende y agrada a todos los invitados.

Versatilidad y compatibilidad con otros estilos

Cualquier estilo decorativo cabe con el total white. A pesar de que se suele pensar en ambientes minimalistas o de corte moderno, los interiores blancos de casas también pueden responder a un estilo más romántico.

Consejos para una decoración en color blanco

La decoración en color blanco, con esta tonalidad como gran protagonista, es posible en ambientes de todos los tamaños. Lo ideal es acudir a muebles y elementos de decoración que ofrezcan un aspecto luminoso y radiante, pero acompañar estas prácticas de suficiente entrada de luz natural complementada con luminarias neutras o de temperatura fría.

Si lo que se busca son estancias con un estilo minimalista, con sensación de amplitud, la mejor opción para la iluminación serán plafones, apliques de pared o incluso tiras led que no generen mucho impacto visual.

Otra alternativa son las luminarias que se pueden regular en función de su capacidad lumínica, para adaptar la cantidad de luz a las necesidades de cada momento. Finalmente, si el total white resulta demasiado chocante, o incluso aburrido, es recomendable integrar algunos elementos en tonos suaves, que no resten protagonismo al blanco, pero que reduzcan carga de intensidad.

La decoración todo blanco no solo es actual, sino que es práctica, versátil y eficiente en el apartado energético, pero para ello hay que saber sacarle partido con la iluminación como elemento protagonista.

Blog La Casa de la Lámpara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.