Mostrando todos los resultados (14)

Iluminacuadros

Si queremos potenciar o resaltar una pintura, obra de arte o fotografía en la decoración de nuestro hogar, nada mejor que un iluminacuadros. Hoy día los cuadros son un elemento fundamental a la hora de decorar y nada mejor para que destaquen toda su belleza con una iluminación adecuada, el sistema idóneo para ello son los apliques para cuadros.

Modelos de iluminacuadros:

62,27
58,28
101,85
101,85
58,28
86,65
104,10
79,65
135,25
135,25
94,85

Consejos en iluminacuadros

A la hora de elegir el tamaño del aplique iluminacuadro tenemos que tener en cuenta que no sobrepase la arista del cuadro. Así evitamos desperdiciar luz y que no ilumine la pared haciendo perder protagonismo a la obra.
En la colocación se recomienda ajustarlo a en la parte superior de la arista del cuadro. Luego podemos adaptar la atura y distancia con las partes móviles del ilumina cuadro. La luz debe de quedar proyectada en toda la extensión del cuadro.
El tipo de luz que emite es importante para resaltar correctamente la obra. Para los cuadros de óleo, pintura y acuarela se recomienda usar una luz cálida o neutra (de 2700ºK a 3100ºK). Si queremos iluminar fotografías en acabado blanco y negro o con pocos colores, lo ideal es usar una luz fría de más de 3100ºK. En los diferentes modelos de La Casa de la Lámpara podemos encontrar iluminacuadros LED, con una luz eficiente y de bajo consumo.
Iluminacuadros - La Casa de la Lámpara

Características de los iluminacuadros

  • Define el área que se quiere iluminar de forma específica.
  • Destaca y da valor a la obra.
  • Su tamaño es pequeño y discreto sin quitar protagonismo a la pintura.
  • Potencia los colores de la obra.
  • Los iluminacuadros se usan como sistema de iluminación en las principales salas de exposiciones por su gran eficiencia lumínica (Museo del Prado, Louvre…).
En La Casa de la Lámpara podrás encontrarás una selección de iluminacuadros de diseño.