Mostrando 1–30 de 80 resultados

Focos

Una forma muy útil de iluminar el hogar es la utilización de focos. Se pueden usar en cualquier tipo de habitación (dormitorio, baño, salón, etc.) o pasillo. Los focos orientables de luz son lámparas flexibles que pueden modular su luz de forma directa o indirecta. Ideal para iluminar y resaltar objetos decorativos del hogar.

Modelos de focos:

36,10

Apliques de pared

Lámpara con 2 focos SAL

38,64

Apliques de pared

Regleta con 3 focos SAL

57,23
78,23
62,75
85,95

Apliques de pared

Lámpara foco SAL

22,79
31,40
9,50

Apliques de pared

Lámpara foco blanca ARUBA

31,40
38,45
36,10
62,75
67,45
89,40
96,50
89,40

Focos para iluminar zonas específicas

Su tamaño hace que se adapten bien tanto en los techos bajos y altos. Para conseguir una iluminación ambiental y agradable combina las lámparas foco con otro tipo de iluminación como una lámpara de mesa, lámpara de pie, apliques, etc. El tipo de iluminación de los focos tiene sus ventajas frente a un solo punto de luz, gracias a tener varios podemos destacar elementos o espacios de una misma zona. También podemos encontrar focos orientables para iluminar áreas específicas.
Las lámparas foco pueden contar con una o varias luces. Actualmente la mayoría de los modelos son ajustables para ser más eficaces y orientarlos donde se desee más luz. En la iluminación profesional son muy usados para la iluminación de escaparates, tiendas y galerías.
Focos - La Casa de la Lámpara
Una opción muy recomendada es usar focos con bombillas LED para casa ya que tiene una luz más intensa y se encienden al instante a su máximo rendimiento. No emiten casi calor, usando toda la energía en producir luz. Un foco LED puede llegar a durar 50.000 horas, teniendo una larga vida útil. No requieren de mantenimiento. Son reciclables y su fabricación de rige por la normativa europea de sustancias contaminantes RoHS. La eficiencia energética de los focos LED es de hasta el 80% y 90% menos que las bombillas incandescentes. Lo único que varía de las bombillas LED es el precio, pero merece la pena por sus ventajas en un corto y largo espacio de tiempo. Si quieres mejorar el rendimiento lumínico de tu hogar, esta es tu elección.