Mostrando todos los resultados 15

Lámparas solares

En esta sección encontrarás lámparas y focos solares. Modelos de luces solares de jardín ideales para iluminar zonas y resaltar elementos arquitectónicos. Luces con paneles solares integrados de alta calidad y resistencia.

Modelos de lámparas solares:


Qué son las lámparas solares y cómo funcionan

Las lámparas solares son un tipo de luminaria que se caracteriza por utilizar como fuente de energía el sol, de manera que ofrece interesantes ventajas como el hecho de tener una completa autonomía, ya que no necesita de ningún tipo de conexión eléctrica para funcionar.
Se puede colocar en cualquier lugar con tan sólo unos tornillos, y durante el día, una placa solar de pequeñas dimensiones se encargará de absorber la radiación para recargar la batería interior.
Gracias a que estas lámparas incorporan un sensor, en el momento en el que el nivel de luz baje y empiece a llegar la noche, se encenderán automáticamente, obteniendo la energía directamente de la batería.
Este mismo sensor se encargará de apagar el sistema cuando empiece a llegar la luz de la mañana, repitiéndose de nuevo todo el ciclo de carga para estar preparadas para la noche siguiente.
Además, estas lámparas generalmente también ofrecen la posibilidad de encender y apagar de forma manual, con lo cual se adaptan a todas las necesidades posibles.

Tipos de lámparas solares

Principalmente y en función de la demanda, existen dos tipos de luminarias solares que son:
  • Lámparas solares: son aquellas que están destinadas a una iluminación más específica, y se utilizan generalmente en viviendas particulares, oficinas y en general en instalaciones concretas que requieren un enfoque específico. Incluye desde los farolillos de mesa hasta lámparas tipo farola de corto alcance.
  • Farolas solares: este es el modelo diseñado para carreteras, caminos, senderos y en general espacios abiertos y de mayores dimensiones, ya que ofrecen un sistema de iluminación más amplio, abarcando la mayor cantidad posible de espacio. Sus baterías son de mayor capacidad y sus luminarias mucho más potentes, garantizando la iluminación a lo largo de toda la noche.

Ventajas de las lámparas solares

Utilizar lámparas solares ofrece grandes ventajas entre las que podemos destacar:
  • Son autónomas y no requieren de conexión a la electricidad.
  • Permiten su instalación en prácticamente cualquier sitio.
  • Resisten a las inclemencias, ya que han sido diseñadas para el exterior.
  • Las podemos dejar encendidas toda la noche e incluso todo el día sin gastar un sólo céntimo en electricidad.
  • Tienen una durabilidad muy larga.
  • Cuando haya que sustituir las baterías, es muy fácil encontrar repuesto y tiene un precio muy económico.
  • Incorporan un sensor que las enciende y apaga en función de la luz ambiente.
  • Son muy decorativas.
  • Se trata de una forma de iluminación más ecológica y con menor impacto medioambiental.

Qué debo tener en cuenta al comprarlas

Antes de que te decantes por una lámpara solar, es muy importante que te plantees los siguientes aspectos y características, de manera que puedas encontrar el modelo idóneo para satisfacer todas tus necesidades:
  • Potencia de la luminaria: la potencia es lo que nos va a indicar la capacidad que tiene la bombilla para iluminar el entorno. A más lúmenes, más luz ofrecerá.
  • Amplitud de la luminaria: además de conocer la cantidad de luz que va a emitir, también puede ser interesante conocer el radio que abarca, muy especialmente si buscamos farolas solares o lámparas solares para iluminar espacios grandes.
  • Tipo de luminaria: la gran mayoría de lámparas solares actuales utilizan luces LED, pero es importante asegurarnos de ello, ya que esta alternativa es la que menos consume y, por tanto, nos va a ofrecer mejores resultados.
  • Tipo de batería: la mayor parte de lámparas solares incorporan un tipo de batería muy simple que suele tener una vida útil de tres o cuatro años, y cuya sustitución es muy sencilla mientras que su precio es verdaderamente económico. Sin embargo, hay modelos que incorporan baterías de mayores dimensiones y potencia, las cuales tienen una durabilidad mayor aunque evidentemente su precio es más elevado.
  • Panel fotovoltaico: un panel fotovoltaico más potente y de mayor capacidad permitirá una carga más rápida, o con mayor eficiencia en el caso de días nublados.
  • Sensores: la mayor parte de lámparas solares incorporan sensor de iluminación para encender y apagar automáticamente, pero también hay modelos que incorporan sensor de movimiento para encenderse cuando detecte la presencia de alguien o de algo.

Cómo realizar el mantenimiento

El mantenimiento de las farolas y lámparas solares es muy sencillo, ya que tan sólo te vas a tener que preocupar de lo siguiente:
  • Limpieza: es importante realizar una limpieza regular en especial del captador solar o panel fotovoltaico, de manera que aproveche al máximo la radiación. Un panel sucio absorberá menos energía que uno limpio.
  • Cambio de batería: por norma general, la batería de las lámparas solares se suele cambiar cada tres o cuatro años. Deberás instalar el mismo tipo de batería que la original, la cual por norma general va a tener un precio muy económico y se puede adquirir con mucha facilidad.
  • Sustitución de la luminaria: muy especialmente si utilizamos iluminación LED, la sustitución de las lámparas o bombillas se lleva a cabo en plazos muy largos, por lo que es algo que en principio no nos tiene que preocupar hasta dentro de bastantes años.