Cómo preparar tu rincón de trabajo en casa

Cómo preparar tu rincón de trabajo en casa

El impulso del teletrabajo que trajo consigo el confinamiento pilló a muchos profesionales un poco fuera de juego, con su vivienda insuficientemente equipada para habilitar un espacio de oficina en su propio hogar. Hoy te mostramos cómo conseguirlo, es decir, qué debes hacer para habilitar un buen rincón de trabajo en casa.

Consejos para crear tu propio de rincón de trabajo en casa

Trabajar desde casa tiene sus inconvenientes, pero también sus ventajas asociadas. Entre los aspectos negativos, la dificultad para organizarse y aprovechar bien el tiempo; pero frente a esto está mirar esta situación desde otra perspectiva: menos desplazamientos y más posibilidades para conciliar tiempo de trabajo y familiar.

Permanece atento a estos consejos para conseguir una buena zona de trabajo en casa, es decir, espacios para oficina en casa, en el propio hogar.

¿Qué espacios vas a ocupar en casa?

La primera decisión es escoger el sitio en el que vas a trabajar. Según los espacios disponibles en la vivienda podrás optar por una estancia u otra, pero lo recomendable es que sea un lugar alejado de distracciones, que no sea muy ruidoso y donde no se produzcan interrupciones constantes.

La luz natural siempre es preferible, pero no es suficiente

La luz solar influye positivamente en la sensación de bienestar, y ayuda a reducir el consumo de electricidad. Por ello, lo mejor es que el centro de trabajo en casa está junto a una ventana. Así trabajarás mejor, te sentirás más motivado y lograrás un mayor índice de productividad.

Si la cantidad de luz que entra en las horas centrales es muy elevada, puedes colocar una cortina para que no haya mucho reflejo en la pantalla del ordenador. Por otra parte, con la iluminación natural no siempre es suficiente, así que lo mejor es complementarla con puntos de luz dirigidos hacia la zona del escritorio, en tonos neutros, con luminarias tipo LED, y que puedan ser regulados en función de su intensidad.

¿Qué mobiliario necesitas?

En el mercado puedes encontrar todo tipo de opciones de mobiliario, pero hay que tener en cuenta el espacio disponible. Lo más indispensable es un escritorio amplio para trabajar cómodamente y organizar todo el material y una silla con respaldo alto para mantener una postura adecuada por tiempo prolongado.

El resto: estanterías, cajoneras, una pizarra, un tablón a modo de calendario y de anuncios, una biblioteca, un asiento accesorio… va a depender de los metros cuadrados disponibles en la zona de trabajo en casa.

Los colores de las paredes en el espacio de trabajo en casa

El blanco es el color perfecto para una zona de despacho u oficina en casa. Ofrece sensación de orden y limpieza visual. Si queda muy aburrido se puede complementar con tonos neutros y una paleta de colores suaves, que favorecen la concentración.

Los tonos intensos también pueden ser buena idea porque aportan mucha energía y permiten centrarse en la labor a ejecutar, pero son una mala combinación cuando el área de trabajo o estudio tiene unas dimensiones muy reducidas.

Mantén siempre el orden

La última recomendación es habilitar un rincón para cada cosa. En el escritorio y el mobiliario cercano todo debe tener su espacio propio y ha de estar ordenado. Además, ten solo a mano aquello que vayas a usar, con la mesa despejada. La organización es sinónimo de productividad.

Con estos consejos ya estás listo para equipar de manera correcta tu rincón de trabajo en casa. Una vez lo consigas, solo queda que realmente te sientas motivado para alcanzar tus objetivos.

Blog La Casa de la Lámpara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.