Cómo elegir los colores para pintar un salón

Cómo elegir los colores para pintar un salón

Elegir los colores para pintar un salón es una decisión importante, porque hablamos de una estancia muy importante en la vivienda, donde se pasa mucho tiempo y que es la que mejor van a conocer los invitados cuando haya en casa. La pintura de salones va a depender de aspectos como la iluminación natural y las ventanas, las dimensiones de la estancia, el mobiliario y los propios gustos personales.

Consejos e ideas para pintar las paredes del salón

Una de las ideas para pintar las paredes del salón que mejor funcionan es utilizar colores que combinen a la perfección con el mobiliario. Es fundamental acertar con la elección porque con ella podremos ampliar o reducir la sensación visual de la estancia, aportar mayor calidez o luminosidad e incluso incidir en el ahorro energético.

Qué colores son los mejores en la pintura de salones

El color blanco es casi perfecto, porque es muy luminoso y actúa como un fondo neutro que permite incluir detalles en otros colores. Combina a la perfección con cualquier otro estilo decorativo y se hace especialmente útil en estancias con dimensiones reducidas.

El beige es una alternativa interesante al blanco, porque añaden ese punto de calidez a la estancia y la convierten en un espacio menos impersonal. Estos tonos, que van desde los beige más cercanos al blanco hasta colores en ocre un poco más oscuros, se complementan a la perfección con el estilo mediterráneo y aseguran una buena penetración de la luz desde el exterior.

¿Cuáles son las dimensiones del salón?

Un factor clave para la pared y el color de pintura para salón es el espacio que ocupa la estancia, sus dimensiones. Si es pequeña, con pocos metros cuadrados, es más apropiado decantarse por el color blanco y los tonos claros, que son los que mejor dejan pasar la luz y no generan sensación de agobio.

Los colores para salones grandes sí pueden ser más intensos. Por otra parte, no todas las paredes han de ir siempre con el mismo color, ni siquiera con la misma textura. Si se quieren crear varios ambientes en el salón, es posible introducir cambios estéticos de este tipo.

Importancia de la iluminación según el color de tu salón

La iluminación es muy importante porque influye directamente en la elección del color. Los tonos claros amplían el espacio y los oscuros los empequeñecen. Esa es la norma general, pero a ella se suman otras recomendaciones.

Así, si el salón recibe mucha luz exterior, los tonos claros potencian la sensación de armonía. Pero si la estancia es grande, pero tiene poca luz, esos mismos tonos pueden generar cierta sensación de vacío, de modo que es una buena opción usar colores intensos.

Por otra parte, con poca recepción de iluminación natural, una buena propuesta es iluminar desde abajo, ya que las lámparas de techo matan los colores. Cuando es necesario una fuente de luz general que vaya de arriba hasta abajo, en el techo, lo mejor es decantarse por apliques o plafones.

La elección de colores para pintar un salón está muy determinada por las características intrínsecas de la estancia. Por otra parte, entran en juego los gustos personales y el estilo decorativo que se desee reproducir, pero siempre dejando este en un plano secundario frente a la funcionalidad.

Blog La Casa de la Lámpara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.